Comunidad de Chincolco despidió al Padre Miguel Jaramillo Benítez

En un templo repleto de fieles de Chincolco, Petorca y otras comunidades del Decanato Norte este miércoles 27 de agosto se celebró la misa de exequias del Pbro. Miguel Ángel Jaramillo Benítez quien fuera párroco de Chincolco por más de 40 años, dejando un gran legado en medio de sus habitantes.

Con la celebración de la Eucaristía presidida por Mons. Cristián Contreras Molina, Obispo de San Felipe y concelebrada por casi la totalidad del clero diocesano la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús despidió los restos de quien fuera su párroco por más de 40 años y que falleciera en la noche del lunes 25 de agosto a la edad de 97 años de edad y 73 años de ministerio sacerdotal.

 

Durante la homilía, Mons. Contreras destacó el servicio y entrega que el Padre Jaramillo dio durante su ministerio durante los años de pastor de la localidad de Chincolco. Resaltó su abnegada labor en “la Educación de los niños y niñas creando el Colegio del Sagrado Corazón, la asistencia a los enfermos dotando a Chincolco de un pequeño hospital con la atención de profesionales y la asistencia espiritual de religiosas. Con el apoyo de Mons. Francisco de Borja Valenzuela, el Padre Miguel creó el departamento Agrario Rural para promover y organizar a los campesinos”, este último motivado por el anhelo de este sacerdote de lograr que cada una de las familia fuese dueña de las tierras que labraban día a día.

El obispo de San Felipe agradeció al Señor “el fecundo ministerio de este ministro de Dios” e imploró al Padre Bueno que lo acogiera en su reino, dando así la recompensa que este siervo buscó en el servicio a los más pobres. De la misma manera y antes de terminar su reflexión, el Pastor diocesano saludó en un gesto muy emocionante a los dos ahijados del Padre Jaramillo quienes se dedicaron por años a cuidar y a atender a este presbítero de la Iglesia que tras finalizar su servicio en la parroquia decidió permanecer en medio de su gente hasta su partida.

Al concluir la celebración eucarística, don Virgilio Sánchez, ex alumno del Padre Miguel dirigió unas palabras donde hizo un repaso de la historia de la vida de este sacerdote y cómo fue que llegó a esta localidad proveniente desde Concepción. Sánchez recalcó la entrega abnegada del Padre y de como siempre buscó no tan solo procurar el bienestar espiritual, sino también de la salud y de la educación al ser pionero en la creación de diversas instituciones educacionales y agrícolas que atendían las necesidades de los pobladores de Chincolco.

Una vez finalizada la Misa, el Padre Jaramillo fue llevado por el Cuerpo de Bomberos de Petorca, del que era miembro fundador y honorario hasta el cementerio municipal donde  descansarán sus restos. A su llegada al campo santo el Padre Anselmo Espinoza O de M, oriundo de Chincolco, rezó el responso final bendiciendo la tumba que en vida le donaran al P. Jaramillo momento en que los cientos de asistentes rindieron el último homenaje a quien diera tanto por la comunidad.

Comunicaciones Obispado de San Felipe

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

Escríbanos sus comentarios o sugerencias a:
contactos@parroquialaligua.cl

Redes Sociales

Radio On Line