En La Ligua Padre Diego presidió por primera vez la Eucaristía

Acompañado de Sacerdotes de la Diócesis y de Santiago, el Padre Diego  presidió su primera misa, la que estuvo marcada por la alegría de tener un nuevo presbítero al servicio del Pueblo.

Este domingo 08 de noviembre, inicio del mes de María, se celebró en el Colegio Santa María de La Ligua la Primera Misa del Neopresbítero de la Diócesis de San Felipe, Diego Omar López Encina en la que participaron familiares, laicos y amigos del Padre Diego, manteniendo todos los cuidados sanitarios actuales.

En la homilía el Padre Fabián Castro, párroco de Ntra. Sra. del Carmen de Rinconada de Silva manifestó la alegría de haberse “reunido en la tierra del Padre Diego para ser partícipes de la luz, que su aceite bien dispuesto ya ha empezado a producir. Diego, hijo de esta tierra de la Ligua, Resplandor de Petorca, tierra de lanas, Chalecos y Dulces, asiento venerable de la parroquia más vetusta de nuestra Diócesis de San Felipe, Lugar, por lo tanto, de antiguas historias y gentes que no en vano han pasado antes que nosotros, tratando de vivir en prudencia el Evangelio de Jesucristo y construyendo con esfuerzo el anhelado Reino de los Cielos”

Más adelante agregó que “el Señor nos brinda un hermoso Evangelio este Domingo, en el cual, se nos invita a considerar una parte tan crítica o sensible de nuestra ser cristiano: el aceite que debe ser reunido, para luego ser quemado, transformándose luego en luz, es decir, la opción y el esfuerzo de una vida por ir más allá; buscar lo bueno, lo bello, aquello verdaderamente luminoso. Las vírgenes prudentes, en ningún caso podemos considerarlas egoístas al no ayudar a sus pares necias, es que el tener el aceite listo para ser quemado en los albores de la venida del novio, es un signo profundo de la vida que se ha preparado para brillar en las tinieblas” finalizó el Padre Fabián.

Antes de dar la bendición final el Padre Diego expresó unas palabras de gratitud a todas las personas que lo han acompañado y a quienes se sumaron a la transmisión de Radio Santo Domingo de La Ligua y por medio de las Redes Sociales.

En un gesto de cariño y amor a su familia el neo presbítero invitó a sus padres, hermano y abuela para que se acerquen hasta el altar, donde les dio una especial bendición, para agradecer todo el amor recibido.

Noviembre 10, 2020